La Candidatura San Sebastián 2016, se promociona haciendo Trekking


Como apoyo a la Candidatura San Sebastián 2016, tanto la entidad de la candidatura como el Club Vasco de Camping han organizado cuatro excursiones con la iniciativa Trekking a favor de la Candidatura 2016, comenzando con la primera marcha montañera el próximo día 6 de marzo por los senderos secretos de Aiako Harria, mientras que el 3 de abril se realizará a los montes de Biriatu.

En las pasadas ediciones la excursión se dirigió hacia el territorio de la Eurociudad Donostia-Baiona, y en las siguientes se aproximarán más al resto de Guipúzcoa. El 1 de mayo la excursión apuntará hacia el corazón del Goierri y en la ultima marcha programada se podrá ver el flysch de Zumaia.

En la anterior cita la participación estuvo protagonizada por cerca de 200 personas, y en las siguientes, el Club Vasco de Camping, espera que la cifra aumente considerablemente, debido al interés despertado por la promoción de la Candidatura de San Sebastián y a los paisajes tan espectaculares que le espera a los participantes de las siguientes ediciones.


5 thoughts on “La Candidatura San Sebastián 2016, se promociona haciendo Trekking

  1. Ashudij

    Ésta entrada, publicada el 13 de marzo de 2011, también es bastante realista. Los que pateamos diferentes rincones de la ciudad, sobre todo los menos transitados, lo sabemos bien:
    http://wopztzplus.blogspot.com/2011/03/donostia-2016.html

    Dice:

    DONOSTIA 2016

    Los últimos años, Donostia en particular y Gipuzkoa en general se está gastando un pastón en actos y preparativo de cara a conseguir la capitalidad europea de la cultura en 2016. Es la obsesión de su alcalde figurín.

    Ayer me dediqué a pasaear por Donostia 2001, concrtamente por el barrio de Igeldo, sus acantilados y ensendas. Para llorar. Está claro que en Donostia la única preocupación que tienen es pintar de blanco la puñetera barandilla, poner la alfombra verde a las puertas del Kursaal y poco más.

    En mi paseo matutino recalé en una pequeña ensenada desoladora. El lugar podría ser paradisíaco, de postal… pero aquello en realidad era un estercolero, un despropósito, una desgracia.
    La zona de Igeldo tiene un serio problema de planificación (urbana y ambiental) sus calas están llenas de mierda, escombros, especies vegetales absurdas. Me encontré una antigua piscifactoria abandonada, con plásticos rotos, cubetas resquebrajadas… en plena orilla del mar (ver foto)

    De hecho, lo más natural que encontré por esa zona fue esto:

    [Foto de un delfín o similar muerto]

    Para llorar.

  2. Ashudij

    Otra página interesante al respecto, del 5 de octubre pasado, http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2010/10/05/opinion/cartas-al-director/a-los-responsables-de-donostia-2016 :

    A los responsables de Donostia 2016

    Los responsables de la candidatura, con la habitual complicidad de los medios de comunicación afines, han dejado fuera del proyecto a las personas y entidades más capacitadas y competentes para realizarlo: las que se ocupan del Patrimonio Cultural (Eusko Ikaskuntza, Aranzadi, RSBAP, Defensa del Patrimonio), del Patrimonio Natural (Eguzki, Hari-tzalde…), a las Asociaciones de Vecinos, los Consejos Muncipales (especialmente el de Cultura y Planeamiento Urbanístico), los intelectuales, artistas, escritores, arquitectos, etc… Ignorando los propios fundamentos y la razón de ser de la capitalidad europea de la cultura, han optado por presentar como propios, temas y asuntos de actualidad que no guardan relación alguna con la cultura ni con la ciudad de San Sebastián, ya sean inmaterializables principios morales, ideales físicos y espirituales, o inasibles elucubraciones sociológicas. A todo ese extraño y confuso revolutum, se le ha dotado de una apariencia de coherencia, y logicidad, articulando un discurso impostado, que ha venido a sustituir a un verdadero análisis de la situación de la ciudad en materia cultural, y que no determina las medidas necesarias que se deben tomar para proteger y divulgar nuestra cultura, y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

    Se hace más que necesario que los responsables de esta candidatura tomen conciencia del verdadero objetivo del evento, relean los principios que lo inspiran, abandonen el ilusorio camino de la retórica emprendido, y aborden de forma responsable su concreción, de modo que la ciudad pueda conservar, acrecentar y desarrollar sus bienes, valores, y activos culturales. Esto no resultará tan fácil como deambular por las estériles sendas de las fraudulentas elucubraciones en las que se han movido hasta ahora, pero para eso la ciudad les está concediendo unos recursos económicos y humanos más que necesarios en otras áreas.

    No parece que la convivencia en nuestra ciudad sea peor que en otras, ni que su mejora, la resolución de los conflictos, o la paz, tengan que ver con la Capitalidad Cultural de Europa, sino con decisiones políticas o de seguridad ciudadana, ajenas al ámbito de esta convocatoria. Tampoco es cierto que los ciudadanos de San Sebastián, ni de la Euroregión Atlántica, tengan un problema, o especial déficit de valores sociales, éticos, o morales, ni que sea labor de la oficina de la capitalidad aleccionarnos al respecto. Más bien se trataría en todo caso de elevar el nivel ético, moral, e intelectual de la sociedad a través de la difusión y la creación cultural, y la mejora de nuestras condiciones de vida.

    Para ello, en primer lugar, habría que replantearse cómo se está llevando a cabo la propia construcción física de la ciudad, el desarrollo urbano, y subordinarlo a la consecución de las aspiraciones, necesidades y deseos de la ciudadanía, no a la obtención de plusvalías. En segundo lugar, habría que mantener las obras de cultura que poseemos, sobre todo las urbanísticas y arquitectónicas, que son las que se encuentran más amenazadas, y fomentar su creación en el actualmente acultural desarrollo de los nuevos barrios. Hay mucho que hacer en este campo, y no parece que el equipo de la oficina de la capitalidad que no ha contado con la opinión de ningún urbanista, arquitecto, ingeniero, artista, intelectual, escritor, o creador, hasta ahora, tenga intención de hacerlo en el futuro.

    Nos tememos que el proyecto final va a limitarse a la manida programación de efímeros actos seudoculturales y festivales eurovisivos y se va a perder la ocasión de hacer lo que otras ciudades vienen haciendo desde un principio, plantear un proceso de reflexión colectiva sobre el papel de la cultura en la sociedad y en la ciudad, mantener y acrecentar el patrimonio histórico y urbanístico, potenciar el diálogo de la ciudad con el medio natural y el de los nuevos desarrollos urbanísticos con la ejemplar composición urbana y la arquitectura heredada.

    ############################
    Véase también http://www.beltzarecords.com/BeltzaBlog.asp?origen=portada&codBlog=487

  3. Tomás

    Gracias. Hay un hilo interesante al respecto en http://foros.diariovasco.com/donostia-2016-capital-que-cultura-t137349.html?sid=c40c4ac7c6dd86ac0ee3debffbbaa02b :

    ==== Donostia 2016, capital de ¿qué cultura? ====

    Veo 2 problemas culturales importantes en Donostia:

    1. Se ensucia mucho por todos los lados. Lo que se mancha en las calles céntricas lo limpian máquinas barredoras a diario. Pero estas máquinas ensucian mucho: llenan el aire de humo y fuerte ruido (contaminación acústica). Y lo hacen costando mucho dinero: adquisición, mantenimiento, combustible, … Como mucho deberían funcionar 1 vez por semana en cada calle: así se ahorraría mucho dinero en combustible, etc., se contaminaría menos el aire y se molestaría mucho menos a los vecinos (muchas veces despiertan a los que no tienen que levantarse antes de las 8 de la mañana). La política actual y reciente (es cosa de un par de años solamente) de estar continuamente recorriendo las calles con dichos monstruos mecánicos no favorece en nada la cultura de la limpieza: p.e. los niños llenan el suelo de porquerías porque como la máquina pasa enseguida pues no pasa nada. Así no se educa. No es más limpio el que limpia sino el que no ensucia. Esto es especialmente importante en el presente de crisis económica, energética y medioambiental.

    2. Hay demasiado peligro en la circulación, que pone en riesgo la salud de los más indefensos, sobre todo peatones y ciclistas. Es demasiado frecuente que muchos coches no cedan el paso a los peatones en los pasos de cebra, como deberían hacer según lo legalmente estipulado y, más importante aún, para no causar lesiones a los andantes. Aunque normalmente no hay accidentes, muchas veces los vehículos de motor pasan casi rozando a los peatones, que tienen que acelerar su paso: aparte de peligro y molestia aquí se da una gran falta de respeto, cero de cultura. También hay peligro en los bidegorris, por donde muchos peatones caminan. Otros cruzan sin mirar y algunos hasta se paran en ellos a charlar, etc. Por desgracia también hay muchos corredores que los usan estando prohibido. Y algunos de ellos que van en grupo ocupan los dos carriles, una barbaridad tan cierta como alucinante. También hay peligro en las aceras debido a algunos ciclistas imprudentes que circulan rápido por ellas sin apenas dejar margen respecto a los peatones.

    Creo que estos dos aspectos (limpieza y respeto al circular) son de los más importantes en cuanto a la cultura de una ciudad. Y en Donostia creo que suspendemos de calle.

    El resto de componentes culturales (museos, conciertos de música, exposiciones de cuadros, fuegos artificiales, …) vienen después. Pero parece que es lo único que se tiene en cuenta a la hora de pujar por la capitalidad de 2016, por mucha Casa de la Paz, Festival de Cine y Derechos Humanos., etc. que se haga (están bien pero parece que quedan al margen).

    ¿De qué sirve tener muchas actividades culturales si no se tiene cultura de base (educación, respeto, limpieza, solidaridad)?

    Como consuelo de tontos se podría decir que el mal que afecta a Donostia no es, por desgracia, exclusivo de esta ciudad. Lo explicado en los dos puntos se da en demasiados lugares. Es más bien común en zonas donde la sociedad es supuestamente industrializada o desarrollada. Y es que el progreso trae importantes retrocesos, no se puede negar. El ritmo de vida acelerado no ayuda nada a entender las cosas, ni valorarlas, ni a intentar hacerlas bien.

    Bueno, creo que está bastante claro que, como en tantas cosas de esta sociedad moderna, lo que interesa de cara a la capitalidad cultural de 2016 es el dinero, uno de los mayores monstruos que nos dominan y destrozan. Pero como estamos esclavos de él lo perseguimos continuamente, como locos, sin pensar … Así van Donostia y tantas ciudades de su país y estados vecinos ….

    En fin, que posiblemente haya más cultura “de la buena” en aldeas sin los dos problemas nombrados, pero nunca podrán optar a ser capital de nada … ni falta que les hace ….

  4. Fikul

    Donostiarras, lo siento por [email protected] pero Donostia será capital cultural europea en 2016, lo acaban de publicar.

    Me parece sano que alcaldes de partidos diferentes hayan ido a defender juntos el proyecto, por la unión que representa.

    Pero que nadie se engañe, la cultura es un pretexto para el negocio. Como suele ser en estos casos, casi todo el dinero, como siempre, será para unos pocos, la mayoría sacará poco o nada. Y con el aumento del turismo habrá más carteristas, así que más de uno perderá pasta en vez de ganarla. El aumento de las visitas también traerá más atascos, caos circulatorio, accidentes, contaminación, ruido … Habrá que emigrar …

    Pienso que lo que acabo de decir sería aplicable a cualquier otra ciudad de España en caso de haber sido “premiada” en lugar de la Bella Easo … ¿Qué opináis los de Segovia, Las Palmas, Burgos, Zaragoza, Córdoba, …?

    Y ahora a ver qué matraca nos dan los medios (algunos creo que bien enchufados, apoyando la candidatura): El DV, TD, Radio SS, …

    Por cierto, respecto a la cultura de verdad, suspenso. Si se valorara la limpieza, seguridad vial, …. Donostia no sería capital (por desgracia creo que pocas ciudades podrían serlo as): en el centro la limpieza se consigue a base de monstruosas máquinas barredoras, que deben de valer una pasta, sacan mogollón de ruido (contaminación acústica), contaminan también el aire, …. Si uno se aleja del centro se encuentra mogollón de basura, p.e. junto a la acera de la carretera vieja de Hospitales o como bien ilustra wopztz en wopztzplus.blogspot.com/2011/03/donostia-2016.html . Y los coches y motos cada vez respetan menos a los peatones en los pasos de cebra, poniéndolos en peligro …

    ¿De qué valen los conciertos o exposiciones de cuadros si nos jugamos el tipo al cruzar la calle y si hay tanta suciedad (claro, no sale en las postales de La Concha ni la ven los muchos visitantes que sólo se mueven por sus alrededores)?

    Por cierto, la culpa de la suciedad es de nosotras, las personas. Que nadie piense que es culpa de los alcaldes. Lo mismo para la mayoría de los accidentes de tráfico.

    En fin, ya lo decían Sanchís y Jocano …: http://www.youtube.com/watch?v=uv8fgUcqJK8

    Bueno, todo pasa. Barcelona y Sevilla sobrevivieron al 92 ….

Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado