Torreón de Monte Igueldo


Se tiene constancia del Torreón de Igueldo, conocido como “La Farola”, desde el Siglo XVI cuando en su mismo emplazamiento se sabía que existió una luz de aviso para los navegantes, aunque su historia data de mediados del Siglo XVIII.

Fue construido por el Consulado de San Sebastián a 180 metros sobre el nivel del mar, con la función de albergar una luz fija que se mantenía encendida entre el 14 de septiembre y el 3 de mayo, siendo uno de los faros de mayor alcance de la época. Pero que finalmente fue abandonado debido a los ataques ocasionados en las guerras carlistas.

En el año 1.854 se construyó un nuevo faro situado en un costado del monte a 130 metros sobre el nivel del mar, siendo el viejo Torreón abandonado definitivamente. En 1.912 la Sociedad Monte Igueldo reconstruye el antiguo faro por completo, encargando el proyecto al arquitecto Luís Elizalde.

En la nueva reconstrucción se incorpora una nueva planta con ventanales que tienen la misión de albergar las visitas y hacer de mirador para contemplar una de las mejores vistas de San Sebastián y sus alrededores.


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado